No malgastes tu energía vital

A veces tenemos la sensación de vivir a medio gas, con miedos, con dudas, con inseguridades que no nos permiten hacer muchas cosas o que nos impiden disfrutar de muchas otras.

¿Porque nos pasa todo esto? Lo primero que tienes que saber es que los seres humanos a diferencia de resto de los animales, tenemos un desarrollo evolutivo mucho más lento, pero tampoco puedes olvidar, que también tenemos mucho más que aprender, el aprendizaje de los animales es muy estereotipado, sin mucha complicación, y su principal finalidad es la supervivencia individual y de la especie. Es decir los animales utilizan su limitada energía para encontrar comida, escapar de sus depredadores  y perpetuar la especie.

¿Pero que pasa con nosotros? Digamos que nuestro cometido en la vida es mucho más complejo, somos animales pensantes y la mente genera y consume mucha energía,  cuanta más energía tengamos puesta en situaciones, personas o acciones, más tenemos que gestionar.

Siguiendo con la comparación, a los animales la vida les pone un rompecabezas de un máximo de 30 piezas en nuestro caso, sin embargo, se nos presenta un puzle de 20000 piezas en 3D y con piezas intercambiables, por lo que ante esto la posibilidad de bloquearnos, enrabietarnos, deprimirnos o rendirnos son infinitas, pero por supuesto también son infinitas las posibilidades de aprender, desarrollarnos o crecer.

En resumidas cuentas disponemos de una energía, unas capacidades o unos recursos, que debemos poner en diferentes ámbitos de nuestra vida, cuando alguno de esos ámbitos me supera es como si mis recursos fueran insuficientes. Una de las cosas que puede ocurrir en este caso, es que la energía vital de la que hablamos, se repliegue sobre uno mismo, ¿que significa esto? que en vez de sentirme capaz de afrontar dicha situación, me meto en un bucle interno que precisamente hace que la energía se malgaste en mi interior.

¿Qué puedo hacer entonces para empezar a encauzar esta energía que malgasto?

  • Lo primero es, en la medida de lo posible, tomar distancia del problema. Si estas en el mar pataleando y nervioso porque no ves la tierra por ningún lado, la marea que estas generando a tu alrededor no te va a dejar ver nada y además vas a agotar las fuerzas para llegar nadando a ningún sitio.
  • Lo segundo y más importante es escucharte, es decir, mira a ver que te estas diciendo en relación al problema que sientes que te supera, comprobaras que lo que te dices es negativo o muy negativo!
  • Lo tercero que debes hacer es empezar a ser más comprensivo contigo mismo. Tendemos a ser en situaciones que nos bloquean muy insensibles con nosotros, este es un punto muy importante de dicho bloqueo. Acaso a un bebe cuando empieza a andar le dices que es un torpe y que espabile? ¿Por qué lo haces contigo? Tu también te mereces respetar tu ritmo.

Como digo, esto son los primeros pasos para empezar a manejar las situaciones que te superan, espero que te sirva de ayuda.

Anuncios

Acerca de Veronica Cabeza

Psicóloga-Psicoterapeuta Humanista, Gestalt, Análisis Transaccional. Objetivo: Ayudar a las personas a cambiar malestar por bienestar.
Esta entrada fue publicada en Ansiedad, Autoconocimiento, Propositos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s